Lunes, 17 de noviembre de 2008


En la Guerra de los 30 años, un ejército sueco atacó Kissengen, una ciudad amurallada de Baviera. Los defensores, como última defensa lanzaron colmenas por encima de las murallas, contra el ejército sueco. A priori una abeja no es gran cosa, pero cuando es un ejército de abejas, la cosa cambia. El ejército sueco se vio obligado a retirarse en medio de una nube a aguijones.

¿Original arma de guerra? No tanto. Los romanos ya lanzaban colmenas desde sus catapultas contra sus enemigos. El Rey Ricardo "Corazón de León" hizo lo mismo contra los árabes durante la época de las Cruzadas. Y parece que también hay constancia de su utilización por parte de los sajones, los moros o lo húngaros.
Interesante... pero lo sorprendente es saber que hay certeza del uso de este arma en el mar, es decir, del lanzamiento de colmenas de abejas desde un barco a otro. Y en la actualidad, como cualquier otro arma, se ha mejorado. Se han seleccionado especies de abejas más dañinas y se han utilizado por ejemplo en la Guerra de Vietnam.

¿Más? Hubo una Batalla de las Abejas en la Primera Guerra Mundial y las abejas también tuvieron su presencia en la Batalla de Antietam en la Guerra Civil Americana.
Comentarios