Domingo, 19 de octubre de 2008

Como hacía mucho tiempo que no se escribía una receta en este blog y aprovechando que se acerca HALLOWEEN, qué mejor que preparar unas buenas galletas con formas apropiadas para la ocasión.

Ingredientes

250 gramos de harina de bizcochos
125 gramos de azúcar glasé
125 gramos de mantequilla con sal
1 huevo



Preparación:

Sacar la mantequilla de la nevera para que se reblandezca a temperatura ambiente. En un bol cascar el huevo, añadir el azúcar glasé y mezclar bien hasta conseguir que la mezcla este homogénea.

Con un colador grande, tamizar (yo lo hago dos veces) toda la harina sobre el azúcar y el huevo que mezclamos antes. Amasar con las manos durante un buen rato hasta que este todo perfectamente mezclado (cuesta un poco)

Hacer un "agujero" en el centro de la masa y echar en él la mantequilla cortada en trocitos. Amasar bien con las manos hasta conseguir una masa homogénea.

Hacer una bola con la masa, cubrir con un film plástico y dejar reposar en la nevera 1 hora (si se deja la masa en la nevera toda la noche se pueden hacer las galletas al día siguiente sin problemas)

Enharinar la mesa donde vamos a trabajar, y el rodillo para extender la masa también. Extender la masa con el rodillo hasta que quede con un espesor de 1/2 ó 1 centímetro y cortar las galletas.

Si tenemos corta-pastas no hay problema, si no los tenemos, como en el caso de las galletas para Halloween, con un cuchillo bien afilado recortar las galletas una a una con la forma deseada, es un poco trabajoso pero vale la pena.

Extender mantequilla sobre la bandeja del horno para engrasarla, y sobre ésta poner papel de repostería, del que se usa para hacer los "pluncakes", sobre el poner las galletas.

Hornear las galletas durante 20 minutos, en la zona media del horno, a unos 170 grados y con la ventilación puesta (ni arriba ni abajo para que no se quemen, solo el ventilador del horno, tambien se le llama "turbo")

Cuando estén doradas retirarlas del horno y dejarlas enfriar sobre una rejilla.

Cuando estén frías podemos decorarlas pegando trocitos de regaliz u otras golosinas con clara de huevo sin batir y un pincel, a modo de "pegamento". Una vez seca la decoración, guardar en una caja metálica para que no se reblandezcan.

Si se quiere que las galletas queden brillantes sólo hay que pintarlas con un pincel con leche antes de la cocción.
Publicado por Samala @ 7:00  | Cocinando en el caldero
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios