Mi?rcoles, 01 de octubre de 2008
No, no... no se trata de ninguna broma. Su nombre es Wim Delvoye y se define así mismo como un artista RollEyes



Este belga, tuvo un día la ocurrencia de instalarse en una granja china, se hizo con un equipo de granjeros y tatuadores y compró unos cerdos... y ale, todo el mundo a tatuar a los pobres animales. Total, es algo que bien pensado, puede ocurrírsele a cualquiera.

Para quienes piensen que se trata de maltrato animal, decirles que están equivocados. El animal es sedado durante la "operación" y luego, se le cría y se le cuida para que la obra perdure, hasta que muera de viejo... con sus arrugitas llenas de tatuajes. Qué tierno...



Bonito ¿no?



Publicado por Samala @ 7:00  | Esto es pa verlooooo
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios