Viernes, 26 de septiembre de 2008


El término "camello" para los traficantes de droga se remonta a los años 20 cuando comenzó el trapicheo con las drogas a pequeña escala.

Estos traficantes cuando intuían una situación de peligro o que podían ser descubiertos por la policía, se escondían la mercancía a la espalda.

De ahí que comenzasen a llamarse "camellos", aunque por aquello de una sola joroba, sería más lógico que se hubieran denominado dromedarios.



Comentarios