Domingo, 15 de junio de 2008


En 1933, siete barras de oro fueron supuestamente regaladas a un general de apellido Wang en Shanghai, China. Estas barras de oro parecían representar certificados metálicos relacionados con un depósito bancario en el U.S Bank. En las barras se observan dibujos, escritura china, alguna otra forma de escritura y criptigramas en letras latinas. No resulta sorprendente, que exista una disputa con respecto a la validez del monto (que puede ser enorme) del depósito.

Esta dispusta podría resolverse si se logran decifrar los criptogramas que aparecen en las barras. Al día de hoy nadie posee una teoría certera sobre su significado. Aunque la escritura en chino ha sido traducida y menciona una posible transacción que excede los 300 millones de dólares.

Comentarios