Domingo, 15 de junio de 2008
...Alejandro Magno con catorce años de edad, domó a un caballo salvaje llamado Bucéfalo que nadie conseguía montar. Bucéfalo era de color negro azabache y tenía una estrella blanca en la frente, despertaba el asombro de todos por su belleza, su poderío y su rebeldía. Lo acompañó en todas sus batallas. Entre ambos, construyeron un imperio de más de veinte millones de kilómetros cuadrados.
Comentarios