Domingo, 24 de febrero de 2008
A las cuatro de la mañana nunca se sabe si es demasiado tarde o demasiado temprano.
Woody Allen

Comentarios