Lunes, 24 de diciembre de 2007
Imagen
,,,en campos de concentraci?n.
En el campo nazi de exterminio de Auschwitz-Birkenau funcionaba un prost?bulo en el que las presas ofrec?an servicios sexuales a sus compa?eros de infortunio, inform? el diario polaco Rzeczpospolita. ?Los prost?bulos fueron organizados en diez campos nazis de concentraci?n y exterminio en 1941 personalmente por Heinrich Himler, jefe de las SS?, dice.

En un principio la entrada en los prost?bulos iba a ser una especie de premio para los presos por buen comportamiento, esforzado trabajo o su utilidad para el personal nazi del campo. Las mujeres del prost?bulo tambi?n eran presas, a las que los nazis les daban a elegir entre la prostituci?n o la muerte.

El preso autorizado a usar los servicios del prost?bulo pasaba un breve examen m?dico, para detectar si no ten?a alguna enfermedad ven?rea, entregaba dos marcos al funcionario de las SS que gestionaba el negocio (el precio de un paquete de cigarrillos), y pod?a subir al piso alto del barrac?n en el que las presas esperaban a los clientes. ?Las chicas vest?an normalmente, con ropa bonita y limpia, porque esa sensaci?n de normalidad aumentaba el atractivo de los prost?bulos y el inter?s de los presos por conseguir el permiso?, dice Rzeczpospolita.
Comentarios