Mi?rcoles, 06 de junio de 2007
Imagen
...en el incendio.
En un peque?o pueblo de la provincia de Zamora, cercano al Parque Natural de Las Arribes, se declar? un incendio forestal de ciertas proporciones, que amenazaba con destruir todos los recursos naturales de la zona.

Para evitar tama?o desastre ecol?gico, se movilizaron todos los medios t?cnicos y efectivos humanos disponibles para situaciones de emergencia, empleando en las labores de extinci?n a m?s de cien voluntarios residentes en la zona, cuarenta bomberos profesionales, ocho motobombas, cinco helic?pteros y un gran hidroavi?n.

Se emplearon cuatro d?as en controlar el incendio, y dos m?s en sofocarlo completamente, tras los cuales un equipo de t?cnicos se desplaz? al lugar con el objetivo de evaluar los da?os para declarar zona catastr?fica a la comarca y recibir ayudas gubernamentales para su recuperaci?n. Hasta ah? todo normal, pero la sorpresa de los t?cnicos fue may?scula cuando, al llegar al paraje conocido como la Tranca del Lobo, uno de los de m?s dif?cil acceso, encontraron el cad?ver de un submarinista chamuscado y completamente equipado para la pr?ctica de su deporte.

Nadie pod?a dar cr?dito a lo que ve?an sus ojos, ya que la playa m?s cercana est? a m?s de doscientos kil?metros, y la ?nica explicaci?n plausible que se les ocurri? fue que el hidroavi?n, al acudir al mar a llenar sus dep?sitos de agua para luego vaciarlos encima del incendio, absorbiera en la maniobra a un incauto submarinista que se encontraba practicando pesca submarina a escasa profundidad. El caso nunca lleg? a aclararse completamente.
Publicado por El_brujo_66 @ 7:00  | La galeria oculta
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios