S?bado, 07 de abril de 2007
Imagen
Una mente maravillosa.
A Kim Peek le llev? poco m?s de una hora leer La caza del octubre rojo de Tom Clancy. Cuatro meses despu?s, cuando le preguntaron si recordaba el nombre del operador de radio ruso del libro, Peek reprodujo todo el fragmento relevante en el que se hac?a referencia al personaje.

Evidentemente, se trata de un hecho prodigioso. Sin embargo, para Peek, el ?sabio? de la vida real en el que se bas? el personaje de Dustin Hoffman en la pel?cula Rain Man, recordar algo de esta envergadura no significa m?s que un pantallazo de sus poderes. Para ?l es normal ya que sabe 9.000 libros de memoria. Puede darle indicaciones a la gente para que se ubique en diferentes ciudades de EE.UU. en base a mapas que memoriz? hace a?os. Y recuerda perfectamente las fechas de todos los acontecimientos mundiales importantes.

Pero ahora hay m?s datos para agregar al prodigio de la memoria de Peek. Su cerebro puede ser la puerta que sirva para develar los misterios de la mente. Sucede que, actualmente, los cient?ficos utilizan los estudios sobre las facultades de Peek para arrojar luz sobre la mente humana y abrir el camino para que la gente explote m?s su potencial intelectual.

Kim Peek, de 54 a?os de edad, naci? con una deformidad en el cerebelo, en la base de su cerebro, y no tiene cuerpo calloso, el manojo grueso de nervios que normalmente conectan los dos hemisferios del cerebro.

De chico, se supon?a que sufr?a un retraso mental grave. Reci?n despu?s de mucho tiempo se descubri? que su condici?n era mucho m?s compleja. Ten?a capacidades superlativas para la aritm?tica, pero no pod?a resolver las abstracciones de las matem?ticas. En 1988, le adjudicaron un coeficiente intelectual de 87, muy por debajo del promedio. Sin embargo, algunos de sus resultados parciales se enmarcaban en el rango de la genialidad.

Peek tiene una mala coordinaci?n f?sica, pero una considerable capacidad de memoria, y en los ?ltimos dos a?os logr? convertirse en un pianista consagrado, simplemente una mente maravillosa.
Comentarios