S?bado, 10 de febrero de 2007
Imagen
...y sus minas de sal.
A 14 kil?metros de la ciudad de Cracovia se encuentra uno de los mayores y m?s antiguos establecimientos industriales de Europa: las Minas de Sal de Wieliczka. Estas cuevas sal?feras funcionan como tales desde el siglo XIII y en el a?o 1978, debido a su espectacularidad, fueron incorporadas por la UNESCO al Patrimonio Mundial de la Humanidad.

El recinto consta de nueve niveles y en cada uno de ellos, se encuentran esculpidos en sal, diversos altares, estatuas y numerosos objetos de arte. De todo lo que puede verse en las dos horas que dura la visita guiada, los espacios que m?s impactan son la Capilla de San Antonio y el Altar mayor de la Bienaventurada Kinga (una virgen que despierta gran devoci?n entre los polacos). ?sta ?ltima a su vez, alberga una serie de imponentes ara?as que son en s? mismas un espect?culo aparte, ya que cada uno de los caireles que la forman son de sal y fueron tallados a mano, por los trabajadores de la mina, en los momentos de descanso.

Imagen

Pero la obra que quiz?s m?s llame la atenci?n, es la r?plica en altorrelieve de ?La ?ltima cena? de Leonardo Da Vinci. Esculpida sobre una de las paredes de la cueva, es una de las atracciones que m?s miradas provoca en los viajeros, quienes no pueden dejar de asombrarse ante el parecido que guarda con la obra original.

Tambi?n es de destacar la c?mara del Tesorero, un misterioso personaje que guarda la riqueza de sal, y que avisaba de alg?n peligro a los mineros. En esta curiosa mina se halla tambi?n un sanatorio en el que las personas que padezcan alguna enfermedad respiratoria o alergia pueden pasar varias horas al d?a. Adem?s, en esta gran ciudad sal?fera bajo tierra, se organizan conferencias, banquetes, bodas, conciertos y performances.

Imagen

Imagen
Comentarios