Viernes, 10 de noviembre de 2006
Imagen
Robam? y moriras.
Hoy en d?a gracias a dispositivos magn?ticos en librer?as y una meticulosa catalogaci?n y pol?tica de registro en bibliotecas, se evita, o al menos se intenta, el robo de libros. En el Medioevo, era muy dif?cil obtener copias de manuscritos y libros, no es para extra?arse, el hecho de crear cada copia a mano hac?a que la velocidad de edici?n, y consecuentemente su valor, se elevara lo suficiente como para hacer que la obtenci?n de un ejemplar fuese realmente dif?cil.

Debido a esto un libro era, literalmente, un tesoro, y como todo tesoro era victima del robo. Desgraciadamente las bibliotecas y libreros de la ?poca no pose?an los modernos m?todos anti-robo del presente. No obstante, contaban con un arma mucho mas efectiva: la superstici?n. Es as? que en los libros medievales habitan algunas de las mas creativas y singulares maldiciones, he aqu? algunas de ellas:

Que la espada de anatema mate
A cualquiera que ?ste libro saque

Cualquiera que robe este libro
Ser? colgado en una horca en Paris,
Y si ?l no es colgado ser? ahogado.
Y si ?l no se ahoga, ser? quemado,
Y si ?l no es quemado, un fin peor le caer?.

Cualquiera que tome ?stas p?ginas
una piedra rondar? sus test?culos
y cuando la podredumbre lo acose
agusanada ser? su agon?a

Si eres mi poseedor, disfr?tame con tenor;
m?s si eres un vil ladr?n
una peste m?s negra que la noche terminar? con tus d?as.
Publicado por El_brujo_66 @ 7:00  | Vamos a renovarnos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios