Mi?rcoles, 18 de octubre de 2006
Imagen
...para llorar.
La imagen es para llorar, pero la carta que cuenta la leyenda le dejo su mujer, no tiene desperdicio:

A mi querido esposo:

Antes de que vuelvas de tu viaje por el extranjero, quiero decirte que tuve un peque?o accidente con la pick-up al meterla en el garaje. Afortunadamente, no fue nada grave y yo estoy bien, as? que no te preocupes mucho por m?.

Volv?a a casa del Wal-Mart, y al ir a entrar en el garaja, accidentalmente pis? el acelerador en lugar del freno. La puerta de garaje ha quedado ligeramente abollada, pero afortunadamente, la pick-up par? al subirse sobre tu coche.

Lo siento de verdad, pero se que con lo buena persona que eres, sabr?s perdonarme muy pronto. Ya sabes lo mucho que te quiero y todo lo que me importas, coraz?n.

No puedo esperar a tenerte otra vez entre mis brazos.

Tu querida esposa
Comentarios