Martes, 10 de octubre de 2006
Imagen
Se prob? 500 a?os despues.
Entre las tantas cosas en las que Da Vinci ocup? su tiempo se encuentra una, que a pesar de haber pasado relativamente desapercivida para el p?blico general, fue uno de sus mayores logros. Leonardo invirti? gran cantidad de tiempo estudiando el vuelo, horas de observaci?n y razonamiento llevaron a que deduzca que, naturalmente, los humanos no podian volar por sus propios medios, parece simple hoy en d?a, pero en esa ?poca la naturaleza del vuelo era un misterio y no sab?an c?mo o qu? lo causaba.

Continuando con su serie de investigaciones y su estudio intensivo de los p?jaros fue una de las primeras personas en darse cuenta que las aves no vuelan principalmente por el aleteo de sus alas sino que lo logran gracias a explotar las caracter?sticas de su medio. Algo que hoy en d?a llamamos aerodin?mica.

Al realizar esto sus experimentos e inventos comenzaron a tener en cuenta aspectos tales como la resistencia al a?re, la tensi?n y la velocidad. Resultando en una serie de bosquejos pioneros de paraca?das, aladeltas y hasta un primitivo y rudimentario helic?ptero. No obstante, visionar significa simplemente anunciarlo, Da Vinci fue mas alla de dar un simple pronostico y, en el caso del paracaidas, realiz? una serie de calculos y estudios que le permitieron establecer como deber?a ser un objeto que frene la caida de un hombre. Escribiendo en 1483: ?Si se provee a un hombre con una tela pegada de lino de 12 yardas de lado por 12 yardas de alto, ?ste podr? saltar de grandes alturas sin sufrir heridas al caer?

Pasar?an m?s de 500 a?os y el paracaidas de Leonardo vivir?a s?lo en bosquejos e ideas. Hasta que un d?a, un brit?nico llamado Adrian Nicholas, decide probar si lo escrito en el bosquejo realmente funcionaba. Para esto comenz? una ardua investigaci?n del tema que le permiti? conocer m?todos de fabricaci?n y materiales de la ?poca.

Pronto ir?a creando un paraca?das exacto, en materiales y dise?o, al descrito por Da Vinci cientos de a?os antes. Ante tan singular dise?o Nicholas encontr? quejas y advertencias de expertos los cuales, al un?sono, le repetir?an que el aparato ?no soportar?a su peso?, ?no resistir?a la tensi?n generada en la ca?da? y una larga lista de negativas que parec?an tener como objetivo desanimarlo en su intento.

Afortunadamente Nicholas es un cabeza dura y sigui? adelante a pesar de todos los pron?sticos negativos. Llegado el d?a de la verdad, un Lunes 26 de Junio del a?o 2000, Nicholas pudo comprobar, despu?s de 500 a?os, que Da Vinci estaba en lo correcto tras saltar de un globo aerost?tico ubicado a 3 mil metros de altura con un paraca?das de 85 kilos de peso fiel a las especificaciones del gran maestro, cayendo sano y salvo a tierra unos minutos despu?s y ganando fama mundial por su haza?a.

Imagen
El que la sigue la consigueRebotado
Comentarios