Mi?rcoles, 04 de octubre de 2006
Imagen
....el negocio venido a menos.
El mundo de las apuestas online y de los juegos de azar a trav?s de internet permit?a que cualquiera con una tarjeta de cr?dito y una conexi?n pudiese jugar sin pr?cticamente restricciones. Y eso supon?a una ingente cantidad de dinero engrosando las arcas de las decenas de empresas que se han posicionado en este ?mbito (se calculan unos 12.000 millones de d?lares a nivel global), en un sector donde es bien sabido que "la banca siempre gana". Pero el flujo se ha terminado.

Y es que el Congreso norteamericano ha decidido enviar al Presidente un proyecto de ley para ilegalizar los pagos a sitios de apuestas on-line con tarjetas de cr?dito cr?dito, giros electr?nicos o cheques. Y se espera que George W. Bush la apruebe. Es decir, que cortar? de raiz el medio por el que los jugadores obten?an el cr?dito para jugar en el mercado que supone la mayor?a de los ingresos para las grandes del sector.

Las empresas no han tardado en acusar el golpe, y sufren grandes desplomes en su valoraci?n en bolsa.
Comentarios