Martes, 15 de agosto de 2006
Imagen
...o MDD.
Con "marca de distribuidor" se denomina a aquellos productos que las grandes cadenas de supermercados venden bajo marca propia. Es decir, compran los productos a terceros (a veces incluso los mismos fabricantes con los que competir?n despu?s en el lineal) pero los venden bajo su propia marca.

Pues bien, seg?n un estudio de AC Nielsen, el 26% de las ventas en el canal de hipermercados, supermercados y tiendas de descuento corresponden a esta categor?a. Es decir, uno de cada cuatro euros que nos gastamos en la compra, lo dejamos a la marca del distribuidor. Y esto en t?rminos generales, porque si analizamos por cadenas, nos encontramos que en algunas como D?a, Plus o Mercadona, esta cifra ronda el 50%. Por no hablar de Lidl, donde m?s del 75% de las ventas son de marca del distribuidor.

Son cifras interesantes, que reflejan una evoluci?n clara del mercado: del marquismo a la valoraci?n del precio. Una pesadilla para los expertos del marketing, que ven como uno de sus mayores activos que llevan a?os cuidando (las marcas) pierde valor a pasos agigantados frente a productos m?s competitivos en precio.

El informe de Nielsen dice que esta tendencia se acentuar? en los pr?ximos a?os en Espa?a, donde todav?a hay recorrido para llegar a los l?mites de algunos pa?ses n?rdicos donde la marca del distribuidor supone m?s de un 45%.
Comentarios