Domingo, 28 de mayo de 2006
Imagen
La duda
Siempre que vamos a tomar una decisi?n o a embarcarnos en alg?n tipo de proyecto, sea este del tama?o o tipo que sea negocios, amor, etc., se nos aparece un personaje del que me gustar?a hablaros hoy y cuyo nombre es ?la duda?.

El primer consejo que ?la duda? te dar?, ser? decirte que eso o aquello que piensas hace ya lo intentaron o hicieron muchos otros y fracasaron, o pondr? en el contrapeso de tu balanza las cosas que pudieras perder si haces eso que quieres.

Si, es cierto que se debe sopesar bien las acciones que acometemos en nuestra vida, pero os aseguro que si dejamos que este ?personaje? del que os hablo hoy sea nuestro principal compa?ero de viaje marcharemos por la vida desalentados y sin ning?n prop?sito.

Preg?ntate, ?he hecho yo en la vida todo cuanto soy capaz de hacer?, ?por qu? he de ir un a?o tras otro por el mismo sendero, ya desgastado de repetirlo?, ?por qu? la duda trastorna mis proyectos, me impide poder saborear incluso el fracaso o incluso poder probar hacer las cosas de otra forma de c?mo las estoy haciendo?

Yo personalmente me niego a creer que est? en esta vida para ser un mu?eco de las circunstancias, un objeto en manos de la duda, algo me dice que debo apartarla, que en mi, existe un destino hacia la prosperidad, la paz y la felicidad.

Avancemos sin temor, con paso firme y amor propio y entonces veremos como ?la duda? esa neblina que a veces no nos deja ver la meta, se disipa lentamente y casi, casi, desaparece. He dicho.
Comentarios