S?bado, 22 de abril de 2006
Imagen
Asiento vacio
Cuentan que era un 25 de Junio de 1978 en el estadio Antonio Vespucio Liberti de buenos Aires, faltaban 10 minutos para empezar la final del mundial de futbol de 1978, se enfrentaban la selecci?n anfritiona, Argentina y la antiguamente conocida por Paises Bajos, ahora Holanda.
Cuentan que el estadio era un hervidero de hinchas argentinos que cantaban y gritaban tratando de alentar a su equipo.
Cuentan que un hombre buscaba un asiento libre en el estadio, cuando insospechadamente se top? con uno, junto a el un se?or mayor ocupaba la plaza contigua.
Cuentan que el se?or sentado le dijo a este otro que ocupara esa plaza, quedaria vacia era suya, habia adquirido las dos localidades 2 a?os antes de la final, pensaba venir con su esposa, ambos so?aban con que Argentina llegase a la final y se habia cumplido.
Cuentan que aquel se?or le explic? al otro que aquel asiento no lo ocuparia nadie porque su esposa habia fallecido.
Cuenta que el sorprendido hincha le pregunto si no habia invitado a alg?n familiar o amigo a que viera el partido en el lugar de su fallecida esposa.
Cuentan que la respuesta del se?or a la pregunta representa el sentimiento de los argentinos con el futbol, " No, nadie quiso venir al partido, prefirieron ir al entierro de mi mujer".
Comentarios