S?bado, 25 de febrero de 2006
Sucesos

Condenado a 12 a?os de c?rcel por robar un jam?n y una televisi?n hace 21 a?os

lavozdigital.net
Antonio Hern?ndez, un vecino de la localidad onubense de Aljaraque, ha ingresado en prisi?n para cumplir una pena de 12 a?os por haber robado hace 21, cuando era drogodependiente, un televisor y un jam?n.

Hern?ndez, que ya est? rehabilitado, tiene un empleo, lleva una vida normal y vive en pareja con una joven que est? esperando un ni?o.

El comentario

Madre mia!, la verdad es que leyendo esta noticia me ha venido al recuerdo una frase del c?lebre Arist?teles y que decia as?"Se piensa que lo justo es lo igual, y as? es; pero no para todos, sino para los iguales. Se piensa por el contrario que lo justo es lo desigual, y as? es, pero no para todos, sino para los desiguales". ?No os parece que viene como anillo al dedo?, a mi s?, porque cuanta raz?n lleva esta frase.
Cuanto delicuente de guante blanco suelto, cuantos banqueros estafadores, cuantos politicos corruptos, cuantos terroristas disfrazados de politicos, cuantos terroristas que ni siquiera reniegan de serlo, pero para todos estos, iguales, como dice Arist?teles, la j?sticia no le d? el mismo trato que a este pobre.

Est? claro que cometi? un delito, que se hubiera juzgado y condenado entonces no a los 21 a?os y encima cuando se demuestra que ha reecho su vida, que injusta justicia que condena a este hombre pero a los anteriormente citados no saben ponerle barreras, al reves aunque estes condenado a miles de a?os por delitos probados de sangre, como se ha visto estos dias, solo puedes estar 30 en la carcel y como encima alli por lo visto son "buenos" 15, menos mal que rectificaron los jueces y le har?n cumplir los 30 a?os, pocos para mi por cierto, 154 por asesinar, 12 por robar un televisor, que balanza m?s extra?a esta de la justicia.

Se?ores jueces hagan algo con estos dos afluentes que llegaron a desembocar en el mar revuelto de la justicia, una no merece ni ir ya a la carcel, la segunda, para la segunda mejor me callo.
Comentarios