Mi?rcoles, 15 de febrero de 2006
Imagen

Cambiemos de rumbo

CAMBIAR YO PARA QUE, QUE CAMBIE EL MUNDO...


El Sufi Bavazid dice acerca de si mismo:

De joven yo era un revolucionario y mi

oraci?n consist?a en decir a Dios: ?Se?or,

dame fuerzas para cambiar el mundo?.


A medida que fui haciendome adulto y

cai en la cuenta de que me hab?a pasado

media vida sin haber logrado cambiar a

una sola alma, transforme mi oraci?n y

comenc? a decir: ?Se?or, dame la gracia

de transformar a cuantos entran en

contacto conmigo. Aunque solo sea a mi

familia y a mis amigos. Con eso

me doy por satisfecho?.


Ahora, que soy un viejo y tengo los d?as

contados, he empezado a comprender lo

est?pido que yo he sido. Mi ?nica oraci?n

es la siguiente: ?Se?or, dame la gracia de

cambiarme a mi mismo?. Si yo hubiera orado

de este modo desde el principio, no habr?a

malgastado mi vida.

Amiguetes cuanta raz?n se desprende en este maravillosa reflexi?n. Pasamos gran parte de nuestra vida tratando de cambiar a los dem?s o lo que es peor tratando de hacer de ellos lo que a nosotros nos gustaria que fuesen, pero ?que te parece si intentamos empezar a cambiar nosotros? Intentemoslo con el mismo enfasis que le pusimos cuando tratamos de cambiar a los dem?s, seguro que todo ir? mejor, cambiemos de rumbo.
Comentarios