Mi?rcoles, 18 de enero de 2006
Imagen

Bueno es dar cuando nos piden; pero mejor es dar sin que nos pidan, como buenos entendedores.

En este planeta las persona nacen de las personas, las personas se dan a las personas, las personas son confiadas a las personas, las personas son responsables de las personas. Por eso la ayuda gratuita es la cosa m?s natural del mundo. Donde esto no es posible, muere la sociedad y crece los terrible males de esta era; alejamiento, soledad, injusticia, locura de armamentismo y deshumanizaci?n de la persona y de la sociedad.

Hemos evolucionado hacia una sociedad, donde la asistencia se ha vuelto un negocio caro. La asistencia espont?nea de una persona a otra, poco a poco, ha sido desplazada por todo por tipo de personas pagadas y servicios pagados.

Las palabras "servicio" y "servir" han sido viciadas y violadas. Ya no significan gratitud. Una burocracia social y cultural, que traga mucho dinero ha sofocado todo, y lamentablemente hay todav?a demasiados servidores que ponen mas inter?s en su propio beneficio, en su propia estabilidad laboral, en su propia posici?n social, que en la necesidad de los d?biles y de los pobres.
Lo que se necesita, en realidad, es dar mayor gratitud a la asistencia.

La ayuda gratuita es impagable
Comentarios