Lunes, 22 de febrero de 2010


Un dia cualquiera.
-Pum,pum,pum.
-Pum,pum,pum,pum
-Ya vá, ya abro, a ver quien es con tanta prisa.
Pedro abrió la puerta y casi sin tiempo a hablar entraron dos personas dando saltos de alegria, el más pequeño de altura traia un papel en la mano:
-¿Qué quereis con tanta prisa?
-Te traemos el papel que nos pedistes, el verdadero curriculum vitae.
-¡Ahhhh! exclamo Pedro cayendo en la cuent [...]
Leer m?s...